El régimen de reintegro alcanza a las compras que realicen las personas beneficiarias con tarjetas de débito tanto en comercios dedicados a la venta minorista como a la venta mayorista que facturen a consumidores finales.

Además se deberá tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • la tarjeta de débito debe estar asociada a la cuenta bancaria de un jubilado, pensionado o titular de asignaciones universales por hijo o embarazo.
  • el comercio debe estar inscripto en AFIP con alguno de los siguientes códigos de actividad.

Importante: el régimen también incluye a las transferencias a través de tarjetas de débito que operen bajo la modalidad de pago electrónico inmediato como así también los pagos con tarjeta de débito realizados a través de códigos de respuesta rápida (QR).